22.3 C
Paris
domingo, julio 25, 2021

Derniers Articles

10 mejores zonas erógenas para mujeres


El cuerpo femenino es una máquina maravillosamente compleja, que nunca deja de sorprender cuando se trata de sexo.
Incluso los aficionados más experimentados todavía pueden descubrir nuevos puntos de presión y zonas erógenas para las mujeres, nuevas formas de ser tocados que las hacen salvajes.

No hay límites reales al sexo, por lo que obtenemos tanto placer de él.
Siempre hay algo emocionante en dominar una posición aventurera o un movimiento satisfactorio, y siempre existe el potencial de múltiples orgasmos, en términos de placer femenino.

Es cierto que no hay límite en el número de veces que una mujer puede tener orgasmos durante el sexo.
Si bien la eyaculación masculina es un acto muy fino y completo, las paredes internas y los músculos de la vagina están diseñados para permitir un placer prolongado (biológicamente, con la esperanza de la fertilización), y no es raro que las mujeres tengan dos o tres orgasmos durante el amor.

Para ser el hombre que hace disfrutar a su esposa, primero debes aprender a presionar los botones correctos.
Hay ciertas partes del cuerpo femenino, como hay para los hombres, que se vuelven más sensibles durante el sexo, y sí, esto requiere zonas erógenas femeninas.
Sin embargo, el mayor error que un hombre puede cometer es asumir que sólo los senos y la vagina cuentan como zonas erógenas para las mujeres.
Este artículo no sólo le mostrará lo equivocada que es esta noción y le guiará a todos los lugares secretos que a su esposa le gusta que se toque.

Las 10 principales zonas erógenas para mujeres

1. La sensualidad de los labios

Hay muchas maneras de besar los labios de una mujer, así que no pases por alto esta zona clave.

Está el beso básico, pero también muchas otras maneras de estimular las zonas erógenas para las mujeres,así que sé un poco creativo.
Por ejemplo, las mujeres están locas por un pequeño colmillo suave en el labio inferior, seguido de un beso profundo y una sonrisa traviesa.
Si te da la espalda a tu colmillo, le gustó y quiere más.

2. Susurro dulce

No debería sorprender encontrar que el oído puede ser un área muy sensible y una de las principales zonas erógenas para las mujeres.
Hay mujeres para las que morderse suavemente la oreja, picarla o soplarla tiernamente decepcionada no desencadenará nada para ellas, pero a la mayoría le gustará mucho.

Además, los estudios han declarado que las mujeres son más estimuladas psicológicamente que los hombres, por lo que el placer auditivo puede ser un verdadero estimulador de la libido.
Si quieres excitar rápidamente a una mujer, susurra suavemente en su oído, luego usa tus labios para dibujar un contorno de plumas a lo largo de sus oídos.

3. Besar las muñecas

El lado interno de la muñeca está cubierto con una capa de piel muy sensible y reacciona con entusiasmo al tacto.
Es por eso que a menudo verás que las películas románticas que los hombres vuelven las muñecas de las mujeres con el fin de besarsuave suavemente – la piel es tan sensible al tacto que estimula una reacción como una zona erógena.
Si te permite tender la mano, tómalo con cuidado y expone la piel de la muñeca interior.
Entonces dale besos dulces hasta que sientas que tu esposa está empezando a derretirse.

4. El poder del cuello

El cuello es una zona erógena muy intensa para las mujeres, como ventaja, se puede estimular antes de desvestirse.
Esto significa que, al igual que las orejas y los labios, es posible extasiar a una mujer y prepararla para el sexo antes de que ella haya sido capaz de pensar en ello.
La piel es particularmente vulnerable y sensible, así que asegúrese de usar un toque ligero y suave.
Una respiración tibia suele ser suficiente para estimular esta zona, así que no tengas miedo de trabajar principalmente con la boca y la lengua.

5. Placer en las rodillas

Esta es una zona erógena femenina que podría sorprender a muchos hombres, y hay una buena razón por la que generalmente no se considera una zona muy sexy.
Hay muy pocos hombres que miren la parte posterior de la rodilla y piensen ‘no voy a perder el tiempo en esta zona’, después de todo.

Sin embargo, la parte posterior de las rodillas está llena de cientos de terminaciones nerviosas sensibles, por lo que son extremadamente sensibles al tacto.
Esto significa que después de tener los pies, es una buena idea caminar hacia ti y acariciar toda tu pierna, hasta que llegues a esa zona erógena.
Sólo toque, bese y acaricie muy a la ligera, y vea si su esposa expresa placer y luego pase a otra área.

6. Emoción con los pies

Es una de las pocas zonas erógenas femeninas que pueden dividir a las personas, precisamente porque hay muchos amantes que no pueden soportar la vista de los pies – no sólo los pies de su pareja, pero todos los pies.

Si te gusta esto, comienza con la piel suave en los tobillos, y guía tus dedos alrededor para dibujar un contorno de su pie.
Una vez más, si te sientes cómodo, usa la boca y la lengua para lamer y estimular los dedos de los dedos de los dedos de los dedos de los dedos de los dedos de los dedos de los dedos de los dedos de los dedos de los

7. Acaricia los muslos internos

Una vez más, debe ser bastante obvio que el muslo interno es una zona erógena muy valiosa para las mujeres.
Mientras que la mayoría de los hombres lo tratan sólo con un toque rápido en su viaje a la vagina, en realidad es el área ideal para caricias prolongadas e intensas con los dedos o la punta de la lengua.
Si quieres que tu esposa tiemble de emoción y esté lista para el placer, usa variaciones de presión, o alterna entre besos calientes y aliento frío, para estimular esta zona.

8. Acariciar los senos

No es posible hablar de zonas erógenas femeninas sin mencionar los senos, a pesar de su papel obvio en el amor.
Si es posible, resista la tentación de ir directamente al pezón, en su lugar crear un movimiento acariciando suavemente su pecho y luego subir a sus hombros y acercarse suavemente y más lentamente a los pezones con movimientos de mano semicircular.

Puede amasar suavemente y apretar los pechos, o dibujar su contorno con las yemas de los dedos, antes de tomar una lengua sensual y estimular a su esposa crujiendo suavemente esta zona muy sensible.

9. Pensando en tus deseos

Es importante, tal vez más importante para las mujeres, que el sexo no comience con un toque superficial de las piernas y los pechos, luego una ruta directa a la vagina.
Aunque muchos hombres están menos interesados en saber si sus muslos han sido correctamente hechos cosquillas o sus oídos han sido objeto de burlas, la acumulación de placeres es extremadamente importante para las mujeres, y muy a menudo determina cuánto será fácil para ellos tener un orgasmo.

En otras palabras, cuanto más trabajes antes de ir a los pechos y la vagina, más fácil será.
Con esto en mente, muévase hacia las nalgas y no tenga miedo de la presión, el área es sensible pero musculosa – un pellizco puede incluso levantar una sonrisa.

10. Estimular el clítoris

Para cuando te dirijas a su vagina, sabrás si este es el momento adecuado si tu esposa te mira sensualmente, o mordiendo su labio inferior, o incluso gemiendo con placer, deberías encontrar que su vagina está bien lubricada para anticipar la Sexo.
Esto es importante y necesario para hacer el amor en buenas condiciones.

Una vez que su cuerpo esté listo para encontrarse con el suyo, tómese el tiempo para estimular su clítoris con los dedos y luego con la lengua.
Durante el acto sexual, puedes tratar de encontrar su punto G.
Como la mayoría de los hombres ya saben, esto puede ser difícil, pero no hay nada de malo en ralentizarse y permitirle guiarte a su punto G para que pueda extasiarse ante tus ojos.

Si quieres divertirte juntos haciendo el amor, es esencial dar a tu cuerpo el cuidado y la atención que se merece,estimulando sus zonas erógenas – no sólo los pechos y genitales.
Sin embargo, es importante recordar que todos los cuerpos femeninos son diferentes y que lo que funciona para una mujer podría no producir el mismo efecto para otra.

Su trabajo es determinar qué combinación de movimientos y acciones enviará a su esposa al séptimo cielo, y esto sólo se puede lograr con atención – mirar sus reacciones, sentir sus respuestas y seguir adelante con ella.
Si es necesario, pregúntale qué le gusta, porque la comunicación siempre será algo para animar y promover en pareja.

Una vez más, siempre se recomienda tener en cuenta el hecho de que todo el mundo es diferente y aprecia cosas diferentes.
Si a tu pareja no le gustan algunos de tus movimientos o no responde de la manera que esperabas, no te sientas desanimado.
Puedes perseguir o probar algo nuevo, o simplemente preguntarle dónde le gusta que la toquen.
En muchos sentidos, la boca es realmente la zona erógena más importante para las mujeres,porque es el centro de la comunicación.


Latest Posts

spot_img

à ne pas rater

Restez en contact

Inscrivez-vous pour recevoir nos dernières nouveautés et béneficier de nos offres exclusives !